Llevo dos días deseando pintar. Dibujar. Colorear. No sé cuál es el verbo qué más se ajusta a lo que deseo desde hace dos días. Esto es raro, porque yo nunca he pintado. Ni he dibujado, ni he coloreado. Sí he trazado garabatos en un folio...

Escribir sin miedo. Escribir a pesar del miedo. Escribir con el miedo. Cada oración tiene su propio significado. La primera representa el deseo que he perseguido desde que perdí la frescura de la niña que escribe sin pensar en por qué o para qué escribe. Quería escribir sin...